GALLETAS DE JENGIBRE

Cuando escuchamos “galletas de jengibre” lo primero que nos viene la mente son los muñequitos de galleta tan graciosos que salen en innumerables películas de animación o las clásicas que suelen poner en la tele en fechas navideñas. Es una receta muy divertida, ideal para hacer con los más pequeños de la casa en familia y además un detalle estupendo si vamos a comer o cenar a casa de alguien en estas fechas. Así que no podía faltar en nuestro Blog, ¿no os parece?

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 50 minutos
  • Tiempo total: 1 hora y 45 minutos
  • Raciones: 10 (50 unidades)
  • Categoría: repostería
  • Tipo de cocina: internacional

Ingredientes de las galletas de jengibre para 10 personas

Para la masa de las galletas:

  • 500 g de harina de trigo.
  • 160 g de melaza o miel.
  • 30 g de azúcar moreno.
  • 130 g de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharita de postre de jengibre molido.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • ½ cucharadita de clavo molido.
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida.
  • 1 pizca de sal.

Para la glasa:

  • 200 g de azúcar glas
  • 1 clara de huevo

Jengibre Molido

Canela Molida Extra

Clavo Molido

Nuez Moscada Molida

Cómo hacer las galletas de jengibre

Las galletas de jengibre son ideales para acompañar algunos postres o para tomar con un vaso de leche o una taza de café o té. Es una receta sencilla a la que podemos darle nuestro toque personal y que podemos variar en función de nuestros gustos manteniendo siempre los ingredientes principales.

  1. En un cazo calentar la melaza o miel y la mantequilla hasta que se derrita.
  2. En un bol tamizar la harina e incorporar el jengibre, el azúcar, la sal, el bicarbonato y las especias.
  3. Incorporar al bol el huevo y la mezcla de melaza o miel y mantequilla derretida.
  4. Amasar hasta que la masa sea uniforme y hacer una bola.
  5. Cortar en porciones la masa, alisar con el rodillo y cortar con el cortapastas.
  6. Poner la masa de galletas cortada en la fuente de horno sobre un papel vegetal y hornear durante 10-12 min a 170ºC con calor arriba y abajo.
  7. Sacar del horno las galletas, dejar enfriar y decorar con glasa* al gusto.
  8. Dejar secar y servir.

* La glasa se hace con azúcar glas y clara de huevo. Se monta una clara de huevo y se le añaden 200 g de azúcar glas. Se puede tintar con colorantes alimentarios para destacar detalles en la decoración. La glasa conviene meterla en mini mangas pasteleras porque en contacto con aire se seca endurece. Se corta una boquilla muy pequeña para hacer las decoraciones. Una vez decorada la galleta en cuestión de minutos la glasa endurece y se pueden poner las galletas en una caja pues duran unos cuantos días. La glasa que sobra se puede guardar en la manga en el frigorífico para otras decoraciones pues dura días.